sexo

Cuando pasamos varios años en una relación, hay veces en las que caemos en el peligro de cansarnos de la rutina, de hacer siempre las mismas cosas y de tener siempre el mismo tipo de sexo. Por ello, cada vez hay más parejas que acuden a terapia, o que buscan consejos en locales de alterne como Putas Valencia y similares.

Si crees que necesitas un cambio en tu vida sexual, puedes optar por las mismas vías, pero también puedes empezar siguiendo nuestros consejos para hacer que el sexo vuelva a ser divertido:

Espontaneidad

No programes la hora del sexo. Que sea cualquier día, a cualquier hora. Sorprendeos mutuamente, cuando os apetezca. Puede que uno amanezca juguetón y comience a acariciar al otro, todavía dormido.

Cambio de roles

Inventaos personajes y tened una cita como si fuerais otras personas. Terminad en la cama, esforzándoos por seguir siendo vuestro personaje.

Fuera de la cama

El sofá, de pie y contra la pared, sobre el mármol de la cocina, en la ducha… Probad nuevos lugares, porque, a veces, la cama puede quedarse pequeña. Y está muy vista, ¿verdad?

Haz caso a las zonas erógenas

Explorar y recorre zonas sensibles, como los labios, los muslos, el vientre, el cuello, los hombros… Y que tu pareja haga lo propio contigo.

Haced realidad nuevas fantasías

Confesaos las prácticas sexuales que siempre habéis querido probar; es el primer paso para cumplir vuestras fantasías. Desde un poco de sexo sado hasta nuevas posturas o probar juguetes sexuales; vosotros decidís.

Un “quickie”

Tener sexo estilo “aquí te pillo, aquí te mato” también puede ser muy placentero y satisfactorio en determinadas situaciones. No siempre tenemos por qué dedicarle al sexo tanto tiempo. Además, al ser algo esporádico y apasionado, lo disfrutaréis enormemente.

Sexting

Otra manera de hacerlo es cuando estéis separados, enviando mensaje subidos de tono al otro, diciendo qué querríais hacer… La cosa puede seguir cuando os juntéis, o bien, continuar por mensajes de texto o de audio.

Masaje con final feliz

Un masaje erótico es otra de las grandes experiencias que no os podéis perder. Podéis apuntaros a un curso para parejas o aprender gracias a Internet.

Con todo esto, ¿crees que necesitas más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *