masajistas eroticas barcelona

Nuestro cuerpo también es un mapa y, si lo sabes interpretar, puedes encontrar un maravilloso tesoro. Nadie conoces mejor estos caminos secretos del mapa placer de nuestro cuerpo que las masajistas eróticas Barcelona, las cuáles han compartido con nosotros  sus trucos a seguir para que un masaje erótico nos ayude a liberar estrés y a sentir verdadero placer. ¿Quieres saber por dónde empezar?

1.-La cabeza

Si te dispones a realizar un masaje erótico, la cabeza es un magnífico punto de inicio. Coloca a tu pareja de espaldas y tú colócate de rodillas desde detrás, para poder comenzar el masaje por la frente y recorrer suavemente su nariz, el nacimiento de su pelo, su cuello… Repite este recorrido 12 veces, con diferente intensidad. Finaliza colocando tus palmas sobre su sien y ejerciendo presión durante dos minutos.

De esta manera estimulas el “tercer ojo”, que es el centro energético situado detrás de la frente. Libera las tensiones y el estrés y produce bienestar.

2.-La espalda

La espalda es la segunda parada de este mapa del placer. Desliza tus manos desde los hombros hasta las nalgas, en dirección a sus pies. Presiona el contorno de sus nalgas. Repite estos movimientos con diferente presión y de forma sincronizada con su respiración.

Los masajes en la espalda ayudan a activar la sensibilidad de la piel y a liberar tensiones musculares, por lo que en esta fase ya tenemos la mente y el cuerpo liberados y receptivos para lo que viene después.

3.-El pecho

Ahora tu pareja debe estar tumbada boca arriba. Siéntate sobre su cintura y realiza movimiento circulares sobre su pecho. Acaricia el pezón y amasa la piel variando la presión. Sírvete también de tu boca y no tengas prisa, en esta zona puedes entretenerte hasta media hora.

Recuerda que el pecho y el vientre son algunas de las zonas más sensibles del cuerpo, por lo que es una zona muy receptiva a las caricias y muy generosa con el placer.

4.-Los brazos, las piernas y los pies

Recorre sus extremidades de punta a punta, con diferente presión y varias veces. Masajea con tu palma y tus pulgares. Despertarás zonas erógenas secundarias que también están presentes y solemos olvidar.

Respecto a los pies, los movimientos circulares y los aceites especiales te ayudarán a activar la estimulación sexual de tu pareja, relajando y excitando al mismo tiempo. ¡Ya sabes que la reflexología es toda una ciencia!

5.-Las nalgas

Nuestra última parada son las nalgas. Una vez más, nos servimos de movimientos circulares amplios y con mayor presión que en fases anteriores. Tanto para el hombre como para la mujer, las nalgas son una zona muy erótica, antesala de más placer.

Una buena forma de terminar este masaje es con un annilingus, o incluso con sexo anal. Pero  si tu pareja o tú no os sentís cómodos con estas prácticas, siempre podéis centraros en el clítoris/vagina y pene de vuestra pareja, tanto de forma manual como oral, hasta alcanzar el orgasmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *