Consejos para disfrutar del sexo acuático sin riesgos

sexo-agua

Una de las mayores fantasías eróticas de muchas personas es practicar sexo bajo el agua, ya sea con el chorro de la ducha resbalando por su cuerpo o dentro de la piscina o la playa. Sin embargo, a no ser que tengas en cuenta una serie de consideraciones para protegeros, no se trata de algo tan placentero como pueda parecer.

Claro que puedes citarte con escorts en Barcelona para disfrutar de sexo en el agua, pero seguro que ella ya sabe lo que necesitáis para protegeros como deberíais.

Cómo ponerse el preservativo

El agua no es nuestra aliada, precisamente, cuando queremos practicar sexo. Para empezar, al contrario de lo que muchas personas piensan, no protege de ETS, sino que permiten libremente su transmisión. Además, también puede llevar a sufrir diversas infecciones, especialmente, a causa del cloro o de la suciedad existente en el agua de mar (o los escozores de la sal).

Por lo que el uso del preservativo es imprescindible. Para ponerlo, aquí tienes algunos consejos:

  • Se coloca fuera del agua, para evitar roturas.
  • Además, el pene debe estar erecto; de este modo, evitas burbujas de aire que, a su vez, también pueden llevar a que se rompa.
  • Si, por el movimiento dentro del agua, el preservativo se mueve o se sale, hay que salir del agua y cambiarlo por uno nuevo. Por mucho que nos haya podido romper el momento.

El agua no lubrica

De hecho, favorece la fricción, que es por lo que el preservativo corre el riesgo de romperse, y por lo que se pueden producir irritaciones en la zona íntima.

Así pues, lo ideal es añadir lubricante antes de meternos en el agua. Ya sea sobre el preservativo o sobre las partes nobles de ella.

Otros consejos

  • Evita practicar sexo delante de otras personas en la playa o en la piscina. Si lo haces, que sea en un lugar privado, como en el jacuzzi de una habitación de hotel.
  • Planifícalo, tanto como sea posible, para asegurarte de tener a mano preservativos y lubricante.
  • Cuidado con el preservativo: sed conscientes de que se puede mover o salir.

Dicho esto… ¡Disfrutad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *