Disfunciones sexuales de las mujeres

disfunciones sexuales mujeres

El hecho de estar acostumbrado a contar con amantes fogosas o a mantener relaciones con chicas de https://www.felinabcn.com/es puede llevar a los hombres a pensar que ellas no sufren de disfunciones sexuales, que se trata de algo que sólo ocurre a los hombres. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: ellas también sufren efectos y problemas que les impiden mantener relaciones o disfrutarlas.

Estas disfunciones pueden ser la causa de la falta de deseo, pero tienen solución.

Anorgasmia

Se trata de la imposibilidad de llegar al orgasmo, incluso aunque esté muy excitada. Para superarlo, es muy importante que su pareja sexual la ayude a relajarse, que la invite a acariciarse y, entonces, que entre en juego el contacto entre ambos y sea la otra persona quien termine acariciándola. Lo ideal es esperar a que alcance el orgasmo de este modo para iniciar el coito.

Vaginismo

Consiste en que la vagina se contrae cuando el pene trata de abrirse paso, lo que provoca dolor en caso de forzarlo. Para solucionarlo, hay que animar a la mujer a que se estimule sola y, una vez se haya superado esta fase, hay que optar por posturas en las que ella tenga el control de la penetración. Por ejemplo, en la postura de la cowgirl, con ella encima.

Dispareunia

Viene siendo un dolor genital recurrente o persistente durante la relación sexual. Si no está provocado por problemas físicos conocidos, es posible que sea a causa de ansiedad. Lo ideal, pues, es que la controle mediante técnicas de relajación. Para combatirla, lo ideal es dedicarle mucho tiempo a los juegos preliminares y contar con una buena cantidad de lubricante.

Aversión sexual

La sociedad ha empujado a las mujeres a sentirse mal con ellas mismas cuando practican relaciones sexuales, y muchas sufren esta presión en forma de desagrado por el sexo. Por ello, es muy recomendable ver juntos películas eróticas antes de empezar las relaciones sexuales. También podéis optar por posturas en las que no haya contacto visual, para que se sienta menos violenta. Y debes dedicar mucho tiempo a los juegos preliminares, para hacerla sentir más cómoda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *