En lo mío soy la mejor

escort-barna

En realidad, soy una chica normal, la típica vecinita, sin embargo, cuando me voy a trabajar y tengo una buena polla delante de mí, mi timidez se olvida y me convierto en toda una serpiente. Muchos de mis amigos me preguntan la razón por la que me convertí en escort en Barcelona, ellos no podrían entenderlo. La mayoría piensan que estoy loca, otras me consideran una valiente.

Sin embargo, esto para mí es mi trabajo. Solía ir en mis trayectos en metro o tren en Barcelona y ver a muchos hombres atractivos, de todo tipo, casados, divorciados y nunca tenía el valor para decirles lo mucho que me apetecería cogerles de la mano y llevarles a mi casa para chuparles esa polla que se atisbaba en sus pantalones. Ahora que soy escort, puedo sentir como todos esos hombres vienen a mí y encima vivo de ello.

Elegí este trabajo porque en el sexo soy la mejor, para mi es divertido y puedo hacer realidad los deseos de hombres y también los míos. Cuando dejo mi trabajo y me quedo sola, a veces termino volviéndome a masturbar e incluso me pasó alguna vez que he llamado a algún cliente que previamente me pidió permiso para tener una buena ración de sexo sin nada más de por medio.

Muchos hombres me desean, pero yo prefiero seguir siendo libre, ganándome la vida y aprovechando mis momentos libres para cuidarme a mí misma y darme mis caprichos, viajes, teatro, cine, etc.

Alguna gente pensaría que todo eso está muy bien, pero que soy esclava de ciertas cosas, a lo que yo respondería que todos somos esclavos de nuestro trabajo, solo que en mi caso doy y recibo placer ¿qué más puede uno pedir?

En mi caso, pocas cosas, aunque últimamente pienso mucho en la posibilidad de probar el sexo en grupo, una orgía, pero de verdad, de esas de pago en las que hay todo tipo de placeres. Una buena amiga del trabajo me lo ha propuesto y quizás me anime, mucha diversión y posibilidad de seguir teniendo más experiencias sexuales y como no, conociéndome a mí misma, a mis clientes…

Cada uno intenta dar lo mejor de sí mismo en su trabajo y yo lo cumplo en el mío, mi intención es que cada cliente disfrute lo mismo que yo haciéndoles sentir deseados y que cuando termine el servicio se sientan que han estado en un paraíso de los sentidos en la Tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *