Las orgías a lo largo de la Historia: Orígenes

Hoy en día, el sexo sigue arrastrando algunos estigmas que han logrado un puesto fijo en las, aparentemente, mentes liberales en pleno siglo XXI. Especialmente, el sector religioso impuso un carácter negativo a prácticas sexuales que nuestros ancestros ya llevaban a cabo, como las orgías.

Por suerte, ahora podemos contratar a prostitutas en Barcelona que se sientan atraídas a practicar una orgía, o que no tengan inconveniente con ello. Incluso hay personas que no son profesionales del sexo y que disfrutan del sexo en grupo, como parte de su sociosexualidad o como una manera más de disfrutar de su propio cuerpo.

Tristemente, debes saber que hemos perdido grandes oportunidades de estudiar el sexo en la antigüedad a causa de que sociedades posteriores decidieron eliminar aquellos objetos que consideraron censurables o inmorales, en lugar de guardarlo como parte de la Historia de la humanidad, sabiendo que el sexo es algo muy ligado a nuestra propia naturaleza.

¿Sabías que la palabra “orgía” nació en la Edad Media? Es una palabra griega cuyo significado es “ritual”, dado que servía para hacer referencia a ciertos cultos en los que sus oficiantes alcanzaban estados de frenesí religioso durante su celebración.

En cualquier caso, podemos decir que, desde sus inicios, existen dos tipos de orgías: las relacionadas con rituales mágicos en las sociedades más antiguas, que tenían que ver con los ritos de fertilidad y regeneración, y las que sólo tienen que ver con el placer hedonista y que empezaron a llevarse a cabo a partir del Imperio Romano, que irían difuminando su carácter mágico y esotérico con el paso del tiempo.

Es decir, las primeras orgías, que podían incluir, o no, prácticas de sexo en grupo, se llevaban a cabo con tal de hacer fluir la energía sagrada de la vida, esperando potenciar los poderes reproductivos de la tierra para favorecer la fertilidad.

¿Eran habituales las orgías en la prehistoria?

Según afirman numerosos historiadores, no es que nuestros ancestros sapiens organizasen orgías, como se podría hacer hoy en día con prostitutas en Barcelona o con otras personas interesadas en llevar a cabo esta actividad, sino que no existía la monogamia tal y como la conocemos; sin embargo, el sexo en grupo era algo bastante habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *