Las parafilias más comunes

parafilias felina valencia

Todos tenemos nuestras propias fantasías sexuales. Algunos las consideran inconfesables, dado que creen que sus gustos son demasiado específicos, o raros. Sin embargo, en realidad, es muy común que nos sintamos atraídos por algo que consideramos “fuera de lo normal”. El único problema es que no nos atrevemos a explicarlo.

Al final, la mayoría de quienes optan por dejarse llevar su fantasía, acuden a sitios como “putas Valencia” y otras ciudades y explican sus parafilias, deseando encontrar a la escort que pueda cumplir su fantasía.

Las parafilias, por cierto, son inclinaciones o preferencias sexuales en las que el objeto que nos proporciona placer sexual no es el propio acto en sí, sino alguna otra actividad u objeto. A continuación, enumeramos algunas de las más comunes.

Altocalcifilia

Se refiere a una atracción por los zapatos de tacón alto. Por lo que las personas que busquen mantener relaciones sexuales con una mujer que lleve tacones altos, es posible que quieran que ésta no se los quite durante el acto sexual.

Amokoscisia

Está relacionada con el sadomasoquismo. Se trata de obtener placer mediante la humildad, humillación o debilidad sexual de otra persona.

Autonepofilia

Atracción por el uso de pañales en uno mismo o en la pareja sexual.

Belonefilia

Esta parafilia consiste en la excitación sexual obtenida por el uso de agujas.

Clastomanía

Excitación al romper la ropa que lleva puesta la pareja sexual.

Dendrofilia

Atracción sexual hacia plantas y árboles.

Formicofilia

Hace referencia al placer sexual obtenido al sentir cómo animales minúsculos –gusanos, insectos, arácnidos…-, y sobre todo, hormigas, pasean por los genitales propios.

Frotismo

Placer sexual que se obtiene al frotar los genitales contra otra persona.

Hilefilia

Excitación con motivo de la posesión de objetos ajenos, como ropa o incluso cabellos. Es bastante común que algunos hombres se exciten oliendo la ropa interior de su amante, por ejemplo.

Misofilia

Se trata de la atracción por la ropa sucia. Puede ser restregándose contra ella, oliéndola –como en el anterior punto-, o comenzando relaciones con alguien que lleva la ropa sucia.

Somnofilia

Atracción por realizar el acto sexual con una persona dormida. Por supuesto, debe haber un consentimiento previo. O puedes pedirle a tu amante que se haga la dormida.

Como ves, hay muchas parafilias, y estas son sólo algunas de las más comunes. Si tienes una (¡o varias!) y te gustaría cumplir tu fantasía sexual, ¿por qué no hacerlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *