Lo más grave de no tener sexo

erotico

Seguro que ya conoces los múltiples beneficios que recibe nuestro cuerpo (¡y, también, nuestra mente!) cuando practicamos sexo. Desde reducción del estrés hasta liberación de oxitocina, que nos ayuda a ser felices, a descansar mejor y a liberar tensiones. Además, el sexo también hace que suban nuestras defensas. Por lo que esas búsquedas nocturnas de “putas Barcelona” en Internet podrían estar haciéndote más de un favor.

Ahora bien, si el sexo aporta todo eso, imagina el daño que te hace no practicarlo. Pero no sólo vamos por este camino: la falta de sexo también afecta gravemente a las parejas. Mantener relaciones sexuales hace que ambos miembros se sientan más unidos; fortalece sus lazos de unión.

Según expertos, el sexo tiene tres funciones principales en una relación romántica: la erótica, la reproductiva y la comunicativa.

Sin embargo, a menudo que pasan los años, disminuye la libido. Especialmente, en el caso de las mujeres, dado que los ovarios dejan de funcionar por completo. Por el contrario, los hombres siguen produciendo hormonas.

Por qué se acaba el sexo

Las causas por las que una de las partes de la pareja puede perder la libido son muchas: desde la salud psicológica hasta las experiencias que haya tenido en el ámbito sexual. La situación, la edad, el aspecto religioso… Muchos son los puntos que pueden tener algo que ver en ello. También, el uso de medicamentos, drogas recreativas, enfermedades (especialmente, las mentales, como la depresión o ansiedad) e incluso una baja autoestima.

Pero, a veces, también puede ser el aburrimiento. Debemos tratar de introducir cambios en nuestras prácticas sexuales, que no todo sea siempre igual. Por ello, las nuevas técnicas y propuestas son bienvenidas con tal de que la pareja no se estanque, sexualmente hablando. Además, teniendo en cuenta que esto consigue unir más, y propicia una mejor comunicación, no hay motivo para no probarlo.

Soluciones

Como decimos, uno mismo puede tratar de introducir cambios que ayuden a salir de la rutina y que a ambos les apetezca mantener relaciones. Pero, en cualquier caso, siempre contaremos con la opción de acudir a un profesional, a un terapeuta sexual, que nos ayude a volver a descubrir la magia de deshacer la cama entre los dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *