Mifs, dilfs y parafilias con personas maduritas

milf dilf escorts maduras

En el sexo, sus sombras y secretos existen muchos tipos de parafilias, tantas como la imaginación puedan darte. Y no te puedes imaginar que algunas son muy comunes, pero de otras… son muy raras.

Una parafilia como tal, es un patrón de comportamiento sexual frente a una acción, objeto, ser vivo o cualquier tipo de ente que quieras pensar, y que se pueda jugar sexualmente con él.

Algunas parafilias suenan un tanto curiosas, como bien hemos mencionado, pero hay otras que tienen obsesión con un determinado tipo de personas.  Los maduritos y las maduritas, o más conocidos como Milf o Dilf, pero… ¿Qué papel juegan dentro del mundo del sexo?

Milf y Dilfs como parafilias.

 

A muchas personas les excita mantener relaciones sexuales con persona, o escorts maduras, o por lo menos que comprenden entre los 35 y los 50 (o más) años. Nada más pensarlo, y/o practicarlo les genera un estímulo de excitación y exaltación frente a las erecciones y el deseo sexual con tan solo verlos, y mucho más imaginándoselo.

Muchas personas tienden a estos gustos, pero… ¿qué significan estas siglas?

Pues bien, la denominación MILF hace referencia a Mother I’d like to Fuck. Procedente del Inglés,  en nuestro idioma lo podemos traducir en las siglas MQMF o Madre que me Follaría.

En el caso de los hombres, también sucede lo mismo, pero en este caso es DILF, hablando en siglas, pero en su extensión se convierte en Daddy I’d  like to Fuck. En cambio, a nuestra traducción se vería como, PQMF o Padre que me follaría.

Desear mantener relaciones íntimas con una mujer entrada en años, es la parafilia de muchos hombres, y mujeres.   

Ya sea por la experiencia, por el morbo de estar con una persona mayor que tu, o por cualquier razón, estas personas maduritas se convierten en objeto de deseo sexual, más habitualmente de lo que nos pensamos.

Parafilias existen muchas, esta es quizá una de las más habituales junto al fetichismo o a las prácticas poco convencionales, pero recordad que siempre existen algunas de lo más curiosas y, a veces divertidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *