Una escort de altura en Valencia

sexo felina

Regresaba a Valencia después de unos años para una cena de antiguos compañeros universitarios. Cuando pasas de 40 años, sabes que ir a una reunión de estas solo es un suplicio en el que te van a preguntar la razón de no tener pareja. Lo tenía bastante claro y no quería pasar por esto como hace 5 años. Opté por buscar por internet a una escort de altura en Valencia (tecleando en Internet “putas Valencia” rápidamente lo encontré), una mujer dulce, educada y con un cuerpo de infarto. Todo eso sí, con clase, no quería que acabase notándose que era una escort, no mi pareja.

Michelle, sería mi pareja en la cena

Llegué a la ciudad y lo primero que hice fue concertar una cita con la que seleccioné por internet, se llamaba Michelle y rondaba los 30 años, elegante era decir poco, era universitaria también, por lo que tenía formación para desenvolverse con soltura en una reunión como esta. Morena, ojos azules y unas curvas increíbles que me convertirían en el hombre más envidiado por mis compañeros y en el fruto del deseo para alguna ex compañera.

Una cena con final feliz

Después de poner en situación mi vida y contarle una serie de pautas alquilé un coche y fuimos al centro, la cena fue todo un éxito y lo pasamos bien los dos, se podría decir que incluso hubo química, al fin y al cabo, éramos un hombre y una mujer que fingíamos ser pareja. Las copas hicieron su efecto y al acabar fuimos para el hotel.

Cuando contraté sus servicios era solo como acompañante, pero, aunque eso era lo planeado, no pude evitar las ganas de tener buen sexo con una mujer tan bella. Ella cuando se lo comenté empezó a reírse diciendo ¡Pensé que no me lo ibas a decir! Una noche llena de pasión y sexo salvaje en la que pude poner en práctica todos mis bajos instintos, posturas, sexo anal y unos besos que sentí que me los daba no solo por ser su cliente.

¿Algo más que una escort?

Al despedirnos me dijo, “espera, este es mi móvil personal” y yo inocente de mi le respondí “ya tengo éste”, volvió a sonreir y me dijo “es para volver a vernos si quieres sin que sea un servicio profesional…”, lo guarde en la agenda y llevo dos semanas viéndome con ella, ¿lograré que la película “Pretty Woman” en versión española sea posible? De momento vivo el momento con ilusión y convencido de que fue un éxito contratar los servicios de una escort.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *